The importance of play || La importancia del juego

Praise the behavior you want to see more of. One behavior that is often undervalued and under reinforced (i.e., praised) is play behavior. Play is a behavior that all children engage in and so it can be taken for granted. However, research has found that play is important for cognitive, physical, social, and emotional development in children (see this journal article for further information). Interestingly, the benefits associated with play for a child have meant that play has been recognized as a basic human right for all children (see this article for further information). Given the benefits associated with play, it is important to encourage play in children as much as possible.

Types of play

There are a number of different types of play that children can engage in:

  1. Unoccupied play: Children aged 0-3 months engage in unoccupied play. During unoccupied play babies make random movements. These movements help babies learn how their hands, arms, and legs work. This contributes to them learning to control their movements.  Tummy time and floor time are encouraged from birth because, amongst other benefits, they encourage babies to engaged in unoccupied play.
  2. Solitary play: Solitary play (i.e., playing on their own) occurs between 3-18 months where children are happy playing on their own.  A benefit of solitary play is that it allows children to explore their world.
  3. Onlooker and parallel play: Toddlers aged 18 months and older engage in onlooker play (where they look at other children playing but do not engage with other children) and parallel play (play next to other children).  Both onlooker and parallel play help children learn to related to other children.
  4. Social play: Around 3 years of age children start to play with other children. Social play teaches children a lot of social skills such as sharing and turn taking.
  5. Physical play: Physical play includes games such as hide and seek as well as other physical activities such as jumping and running. Physical play is important for motor skill development.
  6. Pretend play: Children begin to engage in pretend play between the ages of 18 and 24 months. Through pretend play children develop their imagination, creativity, and language skills. 

Ways to praise play

  • Nice playing
  • Great playing
  • I like the way you’re playing
  • Awesome pretending
  • Good pretend playing
  • Thank you for playing with me
  • I love playing with you

Toys/items/places that encourage different types of play

  1. Unoccupied play: play mat that you can put baby on.
  2. Solitary play: Toys that make noise and move.
  3. Onlooker and parallel play: Play area with other children around such as a local park.
  4. Social play: Other children. You can encourage play with other children from friends, family or have another one yourself. Taking children to local play areas, such as a local park, where you know there are other children around will also give them the opportunity to engage with other children.
  5. Physical play: Outside areas are a great resource for encouraging physical play. You can also acquire items at home such as trampolines, slides, climbing equipment, etc. if need be.
  6. Pretend play: Toys that encourage pretend play include dress-up items, cubby house, dolls, playdoh, Mr Potato head, stuffed toys and the list goes on. Most toys can be used for pretend play. 

Español

Elogia el comportamiento del que deseas fomentar. Un comportamiento que a menudo se subestima y no se refuerza (es decir, elogiado) es el comportamiento de juego. El juego es un comportamiento en el que participan todos los niños y, por lo tanto, se puede dar por sentado. Sin embargo, las investigaciones han descubierto que el juego es importante para el desarrollo cognitivo, físico, social y emocional de los niños (consulte este artículo para obtener más información). Curiosamente, los beneficios asociados con el juego para un niño han significado que el juego ha sido reconocido como un derecho humano básico para todos los niños (consulte este artículo para obtener más información). Dados los beneficios asociados con el juego, es importante fomentar el juego en los niños tanto como sea posible.

Tipos de juego

Hay varios tipos diferentes de juegos en los que los niños pueden participar:

  1. Juego desocupado: los niños de 0 a 3 meses participan en juegos desocupados. Durante el juego desocupado, los bebés hacen movimientos aleatorios. Estos movimientos ayudan a los bebés a aprender cómo funcionan sus manos, brazos y piernas. Esto contribuye a que aprendan a controlar sus movimientos. El tiempo boca abajo y en el suelo se fomenta desde el nacimiento porque, entre otros beneficios, alientan a los bebés a participar en juegos desocupados.
  2. Juego solitario: El juego solitario (es decir, jugar solo) ocurre entre los 3 y los 18 meses, cuando los niños son felices jugando solos. Un beneficio del juego solitario es que permite a los niños explorar su mundo.
  3. El espectador y juego paralelo: los niños pequeños de 18 meses en adelante participan en el juego del espectador (en el que miran a otros niños jugando, pero no se involucran con otros niños) y en el juego paralelo (juegan junto a otros niños). Tanto el espectador como el juego paralelo ayudan a los niños a aprender a relacionarse con otros niños.
  4. Juego social: Alrededor de los 3 años los niños comienzan a jugar con otros niños. El juego social les enseña a los niños muchas habilidades sociales, como compartir y tomar turnos.
  5. Juego físico: El juego físico incluye juegos como las escondidas y otras actividades físicas como saltar y correr. El juego físico es importante para el desarrollo de las habilidades motoras.
  6. Juegos de simulación: los niños comienzan a participar en juegos de simulación entre las edades de 18 y 24 meses. A través del juego de simulación, los niños desarrollan su imaginación, creatividad y habilidades lingüísticas.

Maneras de elogiar el juego

  • Que bien juegas
  • Eres muy bueno jugando
  • Me gusta la forma en que juegas
  • Es impresionante como usas tu imaginación
  • Que bien juegas simulando
  • Gracias por jugar conmigo
  • Me encanta jugar contigo

Juguetes / artículos / lugares que fomentan diferentes tipos de juego.

  1. Juego desocupado: tapete de juego en el que puedes poner al bebé.
  2. Juego solitario: Juguetes que hacen ruido y se mueven.
  3. Espectador y juego paralelo: Área de juego con otros niños alrededor, como un parque local.
  4. Juego social: otros niños. Puede fomentar el juego con otros niños de amigos, familiares o tener otro usted mismo. Lleva a tus niños a las áreas de juego locales, como un parque local, donde sepas que hay otros niños alrededor, también les dará la oportunidad de interactuar con otros niños.
  5. Juego físico: las áreas al aire libre son un gran recurso para fomentar el juego físico. También puedes adquirir artículos en casa como camas elásticas, toboganes, material de escalada, etc. si es necesario.
  6. Juego de simulación: Los juguetes que fomentan el juego de simulación incluyen artículos de disfraces, casita, muñecas, playdoh, Mr Potato, juguetes de peluche y la lista continúa. La mayoría de los juguetes se pueden usar para juegos de simulación.

Emotion regulation || Regulación emocional

Emotional regulation is the ability to regulate your emotions in order to achieve a goal (e.g., feeling afraid of public speaking, but doing it anyway because you have to in order to pass an exam). Emotions can be regulated intrinsically (by yourself) or extrinsically (by someone else). During infancy, babies rely primarily on extrinsic emotional regulation, also referred to as co-regulation, from their parents. That is, they need their parents to help them regulate their emotions (e.g., baby cries and their parent picks them up to sooth them). As children get older, they move from relying primarily on their parents to regulate their emotions, to being able to regulate their own emotions (e.g., a child walking away from something that they do not like). Although children begin to be able to regulate their own emotions, they still require help from parents throughout childhood and into adolescence. However, the strategies used by parents to help with their child’s emotion regulation change. While during infancy parents primarily use physical strategies to help sooth their child, as children get older parents move to using more verbal strategies (e.g., “you are upset because you lost your toy”).

Emotional dysregulation is the opposite of emotional regulation and occurs when a person is not able to control their emotions. Emotional dysregulation plays a role in many psychological health conditions.

Learning how to regulate one’s emotions begins in childhood. Below are some tips for helping increase your child’s emotional regulation ability.

Increase emotional knowledge and awareness by:

  1. Labelling your child’s emotions: “you’re upset because you hit you knee”, “you’re frustrated because the block won’t fit inside the car”, “you’re excited because we’re going to the zoo”, “you’re scared because you heard a loud noise”
  2. Labelling your own emotions: “Mum/dad is in pain because she/he stepped on a Lego block”, “mum/dad is crying because she watched a sad movie”, “mum/dad is happy because you did something funny”.
  3. Validating your children’s emotions (e.g., “it’s ok to be angry because you can’t see your dad this week I know you miss him” instead of “there’s no need to feel angry, you’ll see him next week”). This lets them know that it is ok to experience every emotion. Being taught from a young age that certain emotions should not be felt can lead to these emotions being repressed (i.e., not talked about). Not acknowledging certain emotions and or not talking about them reduces the chances that children will learn how to regulate these emotions when they do occur.
  4. Reading books about emotions, using emotions cards, and completing activity books
  5. Asking children to identify situations that lead to feelings of happiness, anger, sadness, etc; and identify how their body feels when they are experiencing the different emotions (e.g., butterflies in stomach when feeling worried, smile on face when feeling happy, clenched fist when feeling angry).

See the resource section for printable activities that you can do with your child to help increase their emotional knowledge and awareness

Español

La regulación emocional es la capacidad de regular tus emociones para lograr un objetivo (por ejemplo, tener miedo de realizar una presentación oral frente a un grupo de personas, pero hacerlo de todos modos porque es necesario para aprobar un examen). Las emociones pueden ser reguladas intrínsecamente (por ti mismo) o extrínsecamente (por otra persona). Durante la infancia, los bebés dependen principalmente de la regulación emocional extrínseca, también conocida como corregulación, de sus padres. Es decir, necesitan que sus padres los ayuden a regular sus emociones (por ejemplo, el bebé llora y su padre lo levanta para calmarlo). A medida que los niños crecen, pasan de depender principalmente de sus padres para regular sus emociones a poder regular sus propias emociones (por ejemplo, un niño que se aleja de algo que no les gusta). Aunque los niños comienzan a ser capaces de regular sus propias emociones, todavía necesitan la ayuda de sus padres durante la niñez y la adolescencia. Sin embargo, las estrategias utilizadas por los padres para ayudar con la regulación de las emociones de sus hijos cambian. Mientras que durante la infancia los padres usan principalmente estrategias físicas para ayudar a calmar a sus hijos a medida que los niños crecen, los padres pasan a usar estrategias más verbales (por ejemplo, “estás molest@ porque perdiste tu juguete”).

La desregulación emocional es lo opuesto a la regulación emocional y ocurre cuando una persona no puede controlar sus emociones. La desregulación emocional juega un papel en muchas condiciones de salud psicológica.

Aprender a regular las emociones propias comienza en la infancia. A continuación, hay algunos consejos para ayudar a aumentar la capacidad de regulación emocional de su hijo.

Incrementar el conocimiento y la conciencia emocional al:

  1. Etiquetar las emociones de tu hij@: “estás molest@ porque te golpeaste la rodilla”, “estás frustrad@ porque el bloque no cabe dentro del auto”, “estás emocionad@ porque vamos al zoológico”, “Tienes miedo porque escuchaste un ruido fuerte”
  2. Etiquetar tus propias emociones: “Mamá / papá tiene dolor porque pisó un bloque de Lego”, “mamá / papá está llorando porque vio una película triste”, “mamá / papá está feliz porque hiciste algo gracioso”.
  3. Validar las emociones de tus hijos (por ejemplo, “está bien estar enojad@ porque no puedes ver a tu papá esta semana, sé que lo extrañas” en lugar de “no hay necesidad de enojarte, lo verás la próxima semana”). Esto les permite saber que está bien experimentar cada emoción. Enseñarles, desde una edad temprana, que ciertas emociones no deben sentirse puede llevar a que estas emociones sean reprimidas (es decir, no se hable de ellas). No reconocer ciertas emociones y/o hablar de ellas reduce las posibilidades de que los niños aprendan a regular estas emociones cuando ocurren.
  4. Leer libros sobre emociones, usar tarjetas de emociones y completar libros de actividades.
  5. Pedir a los niños que identifiquen situaciones que conducen a sentimientos de felicidad, enojo, tristeza, etc. e identificar cómo se siente su cuerpo cuando experimenta las diferentes emociones (por ejemplo, mariposas en el estómago cuando se siente preocupado, sonrisa en la cara cuando se siente feliz, puño cerrado cuando se siente enojado).

Consulta la sección de recursos para ver las actividades imprimibles que puedes hacer con tu hij@ para ayudar a aumentar su conocimiento y conciencia emocional.

What to praise: Day care/Preschool/school || Qué elogiar: en la guardería / preescolar / escuela

Below is a list of common behaviors children engage in at day care/preschool/school along with examples of how to praise these behaviors.

BehaviorLabelled praise
Talking with indoor voiceI like it when you use your indoor voice
Playing with other childrenYou’re so good at playing with others
Following instructionsNice job listening/good listening
Using play equipment/toys appropriatelyI like the way you’re using the play equipment/toys
PlayingFantastic playing 
Asking questionsGreat question
Sharing with othersAmazing job sharing
Lunch breakGreat job eating all your food
Sitting at the tableI like the way your sitting nicely at the table
Wearing sunscreenThank you for letting me put sunscreen on you
Keeping hat on when outsideI love it when you wear your hat

Español

A continuación, se muestra una lista de comportamientos comunes en los que los niños participan en la guardería / preescolar / escuela junto con ejemplos de cómo elogiar estos comportamientos.

ComportamientoElogio etiquetado
Hablar con en voz bajaMe gusta cuando hablas en voz baja
Jugando con otros niñosEres muy bueno jugando con otros
Seguir instruccionesEres muy bueno escuchando / que bien escuchas
Usar el equipo de juego / juguetes de manera apropiadaMe gusta la forma en que usa el equipo de juego / juguetes
JugandoQue bien juegas
Hacer preguntasQue buena pregunta
Compartir con otrosEres muy bueno compartiendo
AlmorzandoMe gusta cuando te comes toda tu comida
Sentado a la mesaMe gusta la forma en que te sientas
Usar protector solarGracias por dejarme ponerle protector solar
Usar el sombrero cuando está afueraMe encanta cuando usas tu sombrero

Anxiety disorders || Desórdenes de ansiedad

What is anxiety?

Anxiety is an emotion that everyone experiences and like other emotions it serves a purpose. The purpose of anxiety is to alert us to danger. When we encounter something that we perceive as dangers (e.g., a dog, an oncoming car, presenting in front of a large group of people) we experience the feeling of anxiety and our body reacts by activating an automatic response known as the Fight-Flight-Freeze response.

Fight: Your body gets ready to fight the danger

Flight: Your body gets ready to run away from the danger

Freeze: Your body freezes when you are unable to fight or run away from the danger

The fight-flight response allows our body to act quickly in order to deal with or avoid the danger. The freeze response is a reaction to not being able to run away or confront the danger. Freezing allows our body to stay completely still and prepare for its next move.

When does anxiety become a disorder?

The feeling of anxiety turns into an anxiety disorder when it interferes with a person engaging in daily activities. For children, for example, anxiety about leaving parents becomes an anxiety disorder when the child refuse to go to school because they are afraid to leave their parents.

Anxiety disorder symptoms in children

  • Somatic symptoms (e.g., sore stomach, feeling dizzy)

(Adults can often also have somatic symptoms and not realize that they are due to anxiety. My husband, for example, loves doing presentations. Every time he has a presentation to complete for work I ask him how he went and whether he was nervous. His typical response is “it was great, but I went to the toilet like five times before the presentation, I may have gastro”. Until I pointed out that having stomach troubles is a sign of anxiety he never realized that presenting in front of others induced anxiety in him. I also experience stomach troubles when anxious and have done so since childhood. It was only while studying psychology that I linked my stomach troubles with anxiety).

  • Fear of being away from parents
  • Extreme fear about specific things (e.g., dogs) or situations (e.g., shopping centres)

Strategies to help prevent and reduce anxiety disorders in children

  • Seeking professional help for a child when they first show excessive signs of worry can help reduce this worry before they develop an anxiety disorder.

Example:  I once worked with a 4-year-old girl who, after watching a scary video on YouTube about bugs, refused to go outside. Her mother realised that this was unusual for her 4-year-old daughter who had previously loved being outside in their garden. The mother sought professional help as soon as she noticed the problem was not resolving on its own. Because the mother sought professional help early it only took 2-3 therapy sessions for the girl’s anxiety to reduce and she began going out into the garden again. 

  • Using labelled praises as a way of encouraging your child when they do something they are anxious about.

Example: Going back to the example above, where the little girl was scared to go outside because of bugs, the behavior you might praise may be the little girl stepping outside of her front door and the labelled praise might “wow you’re so brave for going outside”.

Example: For children who are afraid to leave their parents, label praising any instances of behavior where they do leave their parents even for short periods of time may be helpful. If the child leaves their parents to play with another child, for example, a labelled praise you might use could be “great job playing with others” along with reassuring them that you’re still around “mummy/daddy are still here and not going anywhere”.

  • Engaging in the behavior yourself to show the child that there is nothing to be worried about and staying calm while engaging in that behavior. Children look to their parents as a way of gaging how they should be feeling. If you are calm about a situation you child/children is/are more likely to remain calm and attempt to engage in that situation.

Example: My 18-month-old son was afraid of the vacuum cleaner. His anxiety reduced after he observed his father and I vacuuming. We also let him play with the vacuum cleaner while it was off and labelled praised him for engaging with the vacuum cleaner (e.g., “wow you’re so brave to touch the vacuum” and when he began playing to vacuum “you’re so good at vacuuming”). His anxiety reduced over the course of several weeks with us gradually exposing him to the vacuum cleaner and label parsing him when he engaged with it.

(This technique is called “gradual exposure” and is one of the main strategies for reducing anxiety. Seek professional help if you are interested in trying gradual exposure to reduce anxiety. It is a specialized skill that needs to be learned and guidance from a professional will ensure that you are employing the strategy accurately.)

Useful links

Further information on anxiety and anxiety disorders in children

  1. https://www.cdc.gov/childrensmentalhealth/depression.html
  2. https://healthyfamilies.beyondblue.org.au/age-6-12/mental-health-conditions-in-children/anxiety
  3. https://raisingchildren.net.au/toddlers/health-daily-care/mental-health/anxiety-in-children

Seeking professional help in Australia

  1. Find a psychologist: https://www.psychology.org.au/Find-a-Psychologist
  2. Find a clinical psychologist (generally have more specialised training in serious mental health issues): https://acpa.org.au/find-a-clinical-psychologist/
  3. AHPRA public register allows you to check whether the health professional is registered and can practice within Australia: https://www.ahpra.gov.au/Registration/Registers-of-Practitioners.aspx

Español

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una emoción que todo el mundo siente y, al igual que otras emociones, tiene un propósito. El propósito de la ansiedad es alertarnos del peligro. Cuando nos encontramos con algo que percibimos como un peligro (por ejemplo, un perro, un automóvil que se aproxima, presentar frente a un gran grupo de personas) experimentamos la sensación de ansiedad y nuestro cuerpo reacciona activando una respuesta automática conocida como Lucha-Huida-Parálisis.

Lucha: tu cuerpo se prepara para luchar contra el peligro

Huida: tu cuerpo se prepara para huir del peligro

Parálisis: su cuerpo se paraliza cuando no puede luchar o huir del peligro

La respuesta de lucha-huida permite a nuestro cuerpo actuar rápidamente para hacer frente o evitar el peligro. La respuesta de parálisis es una reacción por no poder huir o enfrentar el peligro. La paralización permite que nuestro cuerpo permanezca completamente quieto y se prepare para su próximo movimiento.

¿Cuándo se convierte la ansiedad en un trastorno?

La sensación de ansiedad se convierte en un trastorno de ansiedad cuando interfiere con las actividades diarias de una persona. Para los niños, por ejemplo, la ansiedad por dejar a sus padres se convierte en un trastorno de ansiedad cuando el niño se niega a ir a la escuela porque tiene miedo de dejar a sus padres.

Síntomas del trastorno de ansiedad en niños

  • Síntomas somáticos (p. Ej., Dolor de estómago, sensación de mareo)

( los adultos a menudo también pueden tener síntomas somáticos y no darse cuenta de que se deben a la ansiedad. A mi esposo, por ejemplo, le encanta hacer presentaciones. Cada vez que tiene una presentación que completar para el trabajo, le pregunto cómo le fue y si estaba nervioso. Su respuesta típica es “estuvo genial, pero fui al baño como cinco veces antes de la presentación, puede que tenga gastro”. Hasta que le señalé que tener problemas de estómago es un signo de ansiedad nunca se dio cuenta de que presentar delante de los demás le induce ansiedad. Yo también tengo problemas de estómago cuando estoy ansiosa y me ha pasado desde la infancia. Fue solo mientras estudiaba psicología que vinculé mis problemas de estómago con la ansiedad).

  • Miedo a estar lejos de los padres
  • Miedo extremo a cosas específicas (por ejemplo, perros) o situaciones (por ejemplo, centros comerciales)

Estrategias para ayudar a prevenir y reducir los trastornos de ansiedad en los niños

  • Buscar atención médica profesional para un niño cuando muestra signos excesivos de ansiedad por primera vez puede ayudar a reducirla antes de que desarrolle un trastorno de ansiedad.

Ejemplo: una vez trabajé con una niña de 4 años que, después de ver un video aterrador en YouTube sobre insectos, se negó a salir. Su madre se dio cuenta que esto era inusual para su niña de 4 años, a quien anteriormente le encantaba estar afuera en su jardín. La madre buscó ayuda profesional tan pronto como notó que el problema no se resolvía por sí solo. Debido a que la madre buscó ayuda profesional temprano, solo tomó 2-3 sesiones de terapia para que la ansiedad de la niña se redujera y comenzara a salir al jardín nuevamente.

  • Usar elogios etiquetados como una forma de alentar a su hijo cuando haga algo que le cause ansiedad.

Ejemplo: Volviendo al ejemplo anterior, donde la niña tenía miedo de salir debido a los insectos, el comportamiento que podría elogiar puede ser que la niña salga por la puerta de su casa y la etiqueta de elogio podría ser “¡guau, eres tan valiente por salir!”.

Ejemplo: para los niños que tienen miedo de dejar a sus padres, puede ser útil una etiqueta que elogie cualquier comportamiento en el que dejen a sus padres, incluso por períodos cortos de tiempo. Si el niño deja a sus padres para jugar con otro niño, por ejemplo, un elogio etiquetado que podría usar podría ser “que bien jugas con otros” junto con asegurarles que todavía estás cerca “mamá / papá están aquí y no van a ningún sitio”.

  • Realiza el comportamiento tú mismo para mostrarle a tu hij@ que no hay nada de qué preocuparse y mantiene la calma mientras realices el comportamiento. Los niños ven a sus padres como una forma de evaluar cómo deben sentirse. Si tu está tranquilo en una situación, es más probable que tu hij@ permanezca calmado e intente involucrarse en esa situación.

Ejemplo: Mi hijo de 18 meses le tenía miedo a la aspiradora. Su ansiedad se redujo después que nos observó a mí y a su padre pasando la aspiradora. También lo dejamos jugar con la aspiradora mientras estaba apagada y lo elogiamos por interactuar con la aspiradora (p. Ej., “Eres tan valiente tocando la aspiradora” y cuando empezó a jugar a aspirar “eres tan bueno pasando la aspiradora”). Su ansiedad se redujo en el transcurso de varias semanas con nosotros exponiéndolo gradualmente a la aspiradora y elogiándolo cuando jugaba con la aspiradora.

(Nota: esta técnica se llama “exposición gradual” y es una de las principales estrategias para reducir la ansiedad. Busca ayuda profesional si estás interesado en probar la exposición gradual para reducir la ansiedad. Es una habilidad especializada que debe aprenderse y ser guiada por un profesional para asegurar que sea empleanda con precisión).

Enlaces útiles

Más información sobre la ansiedad y los trastornos de ansiedad en niños

  1. https://www.cdc.gov/childrensmentalhealth/depression.html
  2. https://healthyfamilies.beyondblue.org.au/age-6-12/mental-health-conditions-in-children/anxiety
  3. https://raisingchildren.net.au/toddlers/health-daily-care/mental-health/anxiety-in-children

Buscando ayuda profesional en Australia

  1. Busque un psicólogo: https://www.psychology.org.au/Find-a-Psychologist
  2. Busque un psicólogo clínico (generalmente tiene una formación más especializada en problemas graves de salud mental): https://acpa.org.au/find-a-clinical-psychologist/
  3. El registro público de AHPRA le permite verificar si el profesional de la salud está registrado y puede ejercer en Australia: https://www.ahpra.gov.au/Registration/Registers-of-Practitioners.aspx

Token charts || Tablas de fichas

Token charts are a great tool for increasing desired behavior. The overall aim of tokens charts is increase a desired behavior to the point that it becomes a habit. Once the behavior has become a habit you can fade away the token chart. When implementing token charts it is important to focus on one behavior at a time. To start with pick a behavior that you know your child can engage in but does not want to (e.g., sharing toys). Do not pick a difficult behavior to teach (e.g., potty training) as the first behavior you try and implement a token chart with. Implementing token charts seems easy to do but it is a skill that needs to be learned and just like any skill you need to start small.

The way that token charts work is that initially your child gets a token for every time they engage in a desired behavior (e.g., brushing their teeth). At first you will see an increase in the desired behavior because your child will find the tokens themselves reinforcing (e.g., they will brush their teeth every 10 minutes so that they can get a token), however, this will not last long as tokens get old quickly (tokens are pretty boring!). That is why it is recommend that tokens are exchanged for a bigger reward. For example, once your child receives a certain number of tokens (e.g., 5) they can exchange these for a bigger reward such as extra iPad time, getting to pick a family movie, a lolly, or choosing what the family does on the weekend.

The reward you pick should depend on your child’s age (for older children you can present them with several reward options and let them choose their own reward), however, for tokens to continue to be desirable the reward that is received should be an experience or perishable item because: (1) these do not cost a lot of money so they can continue to be used as rewards long-term and (2) when a child receives a toy as a reward they no longer find the stickers/tokens desirable because they now have the toy to play with (adults might thing “but wouldn’t they want to work towards another toy?” Children are not long-term thinkers so until the new toy they received is no longer interesting they probably will not want to work towards another toy). It is also important to pair a token with a labelled praise such as “great job brushing your teeth” as the labelled praise will replace the token in the long-term. That is, your child will begin to engage in the behavior because they know they will receive a praise, and this praise becomes just as, if not more, reinforcing as a token.

Once your child gets the hang of tokens (i.e., they know that getting a certain number of tokens will lead to a bigger reward) and is consistently engage in the desirable behavior, you can start increasing the number of behaviors they need to engage in before they can get a token. For example, initially you would have been giving your child a token every time they brushed their teeth (this is known as continuous reinforcement) and now you might give a token when your child brushes their teeth twice a day – morning and night (this is known as fixed ratio reinforcement). When your child begins to consistently brush teeth morning and night you might again think about increasing the number of desirable behaviors they need to engage in before they get a token (e.g., brushing their teeth morning, night, and morning again gets them a token). Another option for spacing out tokens is using a variable ration reinforcement. Variable ration schedules involve reinforcing a behavior after an unpredictable number of behaviors are engaged in. For example, sometimes you might give your child a token every time they engage in a behavior (e.g., sharing a toy), then you might give them a token after they’ve engaged in the behavior three times, and then you might give them a token if they’ve engaged in the behavior two times. This keeps your child engaging in a behavior because they don’t know when they will be rewarded next.

Common reasons for token charts not working

  1. Sometimes children stop engaging in a behavior when you space out the tokens. A reason that this might be happening is that you have spaced out the tokens too quickly and your child is not yet ready for such great lengths of time between reinforcement. If you have spaced out the tokens too quickly, going back to giving token every time the child engages in the behavior will likely result in the child engaging in the behavior again.
  2. You may have forgotten to give them the bigger reward. If this happens and your child no longer wants to work for the tokens then you may have to repair tokens with rewards (see above)
  3. Another reason children stop engaging in a behavior is because they haven’t received the bigger reward fast enough (e.g., you’re waiting for them to receive 5 tokens before you give them the reward but your child might need a reward after 1 token to begin with). If your child has not been able to get 5 (or even 2!) tokens to receive the bigger reward then you may need to work on pairing the tokens with a reward. This is done by giving a bigger reward immediately after they receive the token. For example:

Child gives you a toy –> child receives token and you say “nice sharing” –> child exchanges token for reward (e.g., lolly). 

 The number of times you have to do this before your child pairs the token with the reinforcer will depend on your child but try 5-10 trials and start with a behavior that is easy to have multiple trials of (e.g., sharing a toy can occur several times in a few minutes versus brushing teeth which may only be engaged in once or twice a day). Once the reward is paired with the token you can increase the number of tokens the child needs to get before they receive the reward. Make sure to increase the tokens slowly for optimal results (i.e., go from 1 to 2 tokens and then 2 to 3 tokens not immediately 1 to 5 tokens).

Note: If you find that you want to give token charts a go but don’t think you can implement them without support you can seek assistance from a professional (e.g., child psychologist, paediatric occupational therapist).

Token/sticker reinforcement schedule example

See the resources section for printable examples of token charts.

Español

Las tablas de fichas son una gran herramienta para aumentar el comportamiento deseado. El objetivo general de las tablas de fichas es aumentar un comportamiento deseado hasta el punto de que se convierta en un hábito. Una vez que el comportamiento se ha convertido en un hábito, puedes eliminar la tabla de fichas. Al implementar tablas de fichas, es importante centrarse en un comportamiento a la vez. Para empezar, elije un comportamiento que sepas que tu hij@ puede realizar, pero no quiere (por ejemplo, compartir juguetes). No elijas un comportamiento difícil de enseñar (por ejemplo, como ir al baño) como el primer comportamiento con el que intentes implementar una tabla de fichas. La implementación de tablas de fichas parece fácil de hacer, pero es una habilidad que debe aprenderse y, como cualquier habilidad, debe comenzarse de a poco.

La forma en que funcionan las tablas de fichas es que inicialmente tu hij@ recibe una ficha por cada vez que realiza un comportamiento deseado (por ejemplo, cepillarse los dientes). Al principio, verás un aumento en el comportamiento deseado porque tu hij@ pensará que las fichas son, en sí mismas, atractivas (por ejemplo, se cepillarán los dientes cada 10 minutos para poder obtener una ficha), sin embargo, esto no durará mucho ya que las fichas tienden a perder su atractivo rápidamente (¡las fichas son bastante aburridas!). Es por eso qué se recomienda que las fichas se canjeen por una recompensa mayor. Por ejemplo, una vez que tu hij@ reciba una cierta cantidad de tokens (por ejemplo, 5), puede intercambiarlos por una recompensa mayor, como tiempo adicional en el iPad, elegir una película familiar, un caramelo o elegir lo que la familia hará el fin de semana.

La recompensa que elija debe depender de la edad de tu hij@ (para los niños mayores, puedes presentarles varias opciones de recompensa y dejar que elijan su propia recompensa), sin embargo, para que las fichas sigan siendo atractivas, la recompensas deben ser una experiencia o artículo perecedero porque: (1) no cuestan mucho dinero, por lo que pueden continuar usándose como recompensas a largo plazo y (2) cuando un niño recibe un juguete como recompensa, ya no encuentran las fichas atractivas porque ahora tienen el juguete para jugar (los adultos podrían pensar “pero ¿no querrían trabajar para obtener otro juguete?” Los niños no piensan a largo plazo, así que hasta que el nuevo juguete que recibieron ya no sea interesante, probablemente no querrán “trabajar” para obtener otro juguete). También es importante emparejar una ficha con un elogio etiquetado como “que bien te cepillas los dientes”, ya que el elogio etiquetado reemplazará a la ficha a largo plazo. Es decir, tu hij@ comenzará a realizar el comportamiento porque sabe que recibirá un elogio, y este elogio se convierte en una recompensa tan importante, si no más, que una ficha.

Una vez que tu hijo aprenda a usar las fichas (es decir, sepa que obtener una cierta cantidad de fichas dará lugar a una recompensa mayor) y realice constantemente el comportamiento deseado, puedes comenzar a aumentar la cantidad de comportamientos que deben realizar antes de obtener una ficha. Por ejemplo, inicialmente les habrías estado dando a tu hij@ una ficha cada vez que se cepillaba los dientes (esto se conoce como refuerzo continuo) y ahora podrías darle una ficha cuando su hijo se cepilla los dientes dos veces al día, por la mañana y por la noche (esto es conocido como refuerzo de proporción fija). Cuando tu hij@ comience a cepillarse los dientes constantemente por la mañana y por la noche, puedes volver a pensar en aumentar la cantidad de comportamientos deseados que deben realizar antes de recibir una ficha (por ejemplo, cepillarse los dientes por la mañana, por la noche y por la mañana nuevamente). Otra opción para espaciar las fichas es usar un refuerzo de ración variable. Los refuerzos de ración variables implican reforzar un comportamiento después de que se hayan realizado una cantidad impredecible de comportamientos. Por ejemplo, a veces puede darle a tu hij@ una ficha cada vez que realice en un comportamiento (por ejemplo, compartir un juguete), luego puedes darle una ficha después que hayan realizado el comportamiento tres veces, y luego puedes darles una ficha si han realizado el comportamiento dos veces. Esto mantiene a tu hij@ ocupado en el comportamiento porque no sabe cuándo será recompensado.

Razones comunes por las que las tablas de tokens no funcionen

  1. A veces, los niños dejan de participar en un comportamiento cuando espacias las fichas. Una razón por la que esto podría estar sucediendo es que has espaciado las fichas demasiado rápido y tu hij@ aún no está listo para períodos tan prolongados de tiempo sin refuerzos. Si has espaciado las fichas demasiado rápido, volver a dar una ficha cada vez que el niño realice el comportamiento probablemente resultará en que el niño vuelva a realizar el comportamiento.
  2. Te puedes haber olvidado de darles la recompensa más grande. Si esto sucede y tu hij@ ya no quiere trabajar por las fichas, es posible que debas reparar las fichas con recompensas (ver más arriba).
  3. Otra razón por la que los niños dejan de realizar un comportamiento es porque no han recibido la recompensa más grande lo suficientemente rápido (por ejemplo, estás esperando que reciban 5 fichas antes de darles la recompensa, pero es posible que tu hijo necesite una recompensa después de 1 ficha para empezar). Si tu hij@ no ha podido obtener 5 (¡o incluso 2!) fichas para recibir la recompensa más grande, es posible que debas trabajar en combinar las fichas con una recompensa. Esto se hace dando una recompensa mayor inmediatamente después de que reciben el token. Por ejemplo:

El niño te da un juguete –> el niño recibe una ficha y tu dices “que bien compartes” –> el niño intercambia una ficha por una recompensa (p. Ej., Caramelo).

La cantidad de veces que tienes que hacer esto antes de que tu hij@ relacione la ficha con la recompensa dependerá de tu hij@, pero intenta 5 a 10 veces y comienza con un comportamiento que sea fácil de intentar (p. Ej., Compartir un juguete puede ocurrir varias veces en unos pocos minutos en lugar de cepillarse los dientes, que solo se puede realizar una o dos veces al día). Una vez que la recompensa este relacionada con la ficha, puedes aumentar la cantidad de fichas que el niño necesita obtener antes de recibir la recompensa. Asegúrate de aumentar las fichas lentamente para obtener resultados óptimos (es decir, ve de 1 a 2 fichas y luego de 2 a 3 fichas, no inmediatamente de 1 a 5 fichas).

Nota: Si descubres que deseas probar las tablas de fichas, pero no crees que puedas implementarlos sin apoyo, puede buscar la ayuda de un profesional (por ejemplo, psicólogo infantil, terapeuta ocupacional pediátrico).

Ejemplo de programa de refuerzo de fichas / calcomanías

See the resources section for printable examples of token charts.

Ways to praise: Toddlers || Formas de elogiar: niños pequeños

Toddlerhood is a time of rapid growth and skill acquisition. During the toddler years children learn to walk, talk, and engage with other people. When praising your toddler, it is important to think about the overall behavior you want to encourage. For example, if your child is putting clothes in the laundry basket a praise you might use may be “good helping” or “thank you for helping me put the clothes in the laundry basket” because in the long-term you want to promote helping behavior. Another example might be that your child is feeding a toy some pretend food. The behavior you would like to increase here is pretend play so you would say something along the lines of “great pretend playing” or “you’re so good at pretend feeding the baby”. See below for further examples of toddler behavior and examples of how to praise this behavior.

BehaviorOverall behavior you want to promotePraise
Giving toys to othersSharingWonderful sharing/ I love it when you share/ you’re so good at sharing 
BabblingTalkingGreat talking/ you’re such a good talker
Putting spoon into baby/stuffed toys mouthPretend playWow you’re so good at pretend play/ good pretending / great job pretend feeding the baby
WalkingWalkingGood walking
Hand holding / holding onto a pramSafety behaviorsGreat job holding my hand / I like the way you’re holding onto the pram 
Playing by themselvesIndependent playAwesome job playing / you’re so good at playing on your own

Español

La niñez es una época de rápido crecimiento y adquisición de habilidades. Durante la infancia, los niños aprenden a caminar, hablar y relacionarse con otras personas. Al elogiar a tu niño pequeño, es importante pensar en el comportamiento general que deseas fomentar. Por ejemplo, si tu hijo está poniendo ropa en la canasta de la ropa sucia, un elogio que podrías usar es “que bien me ayudas” o “gracias por ayudarme a poner la ropa en la canasta de la ropa sucia” porque a largo plazo deseas promover el comportamiento de ayudar. Otro ejemplo podría ser que tu hijo esté alimentando un juguete con algo de comida ficticia. El comportamiento que te deberías fomentar en este caso es el juego de imaginación, por lo que podrías decir algo como “que bien juegas con tu imaginación” o “eres muy bueno imaginando que alimentas al bebé”. Ve a continuación más ejemplos de comportamientos de niños pequeños, comportamientos generales que quieres fomentar y ejemplos de cómo elogiar estos comportamientos.

ComportamientosComportamientos generales que quieres fomentarElogio
Dar juguetes a otrosCompartirQue bien compartes/ Me encanta cuando compartes/ Eres muy Bueno compartiendo 
BalbuceandoHablarQue bien hablas/ Eres muy buen conversador
Poner la cuchara en la boca del bebé / juguete de pelucheJuego de simulaciónVaya, eres tan bueno jugando con tu imaginación / Que buena imaginación tienes/ Que bien alimentas al bebé de metiritas
CaminarCaminarQue bien caminas
Sostener la mano / cocheComportamiento de seguridadQue bien sostienes mi mano / Me gusta cuando te agarras del coche 
Jugando solosJuego independienteJuegas muy bien / eres muy Bueno jugando solo

What to praise: Home || Que elogiar: en el hogar

Below is a list of common behaviors children engage in at home along with examples of how to praise these behaviors.

BehaviorLabelled praise
Playing nicelyAwesome job playing nicely with your toys
Drawing/colouringNice drawing/ awesome colouring
Getting dressedGreat job getting dressed on your own
Getting dressed – with helpI like how you let mummy/daddy help you put your shirt on
Following instructionsNice job listening/good listening
Packing awayYou’re so good at packing away/ good packing away
Eating/trying new foodGood eating/ great work trying new food
SharingAwesome job sharing/thank you for sharing
WaitingGreat work waiting/ nice waiting
Playing with animalsIt’s nice to see you play gently with the cat
Asking questionsThat’s a great question


Español

A continuación, se muestra una lista de comportamientos comunes que los niños realizan en el hogar junto con ejemplos de cómo elogiar estos comportamientos.

ComportamientoElogio etiquetado
Jugar agradablemente  Que bien juegas con tus juguetes
Dibujar / colorearDibujas muy bonito / coloreas muy bien
VestirseQue bien te vistes solo
Vestirse: con ayudaMe gusta cómo dejas que mamá / papá te ayuden a ponerte la camisa
Seguir instruccionesEres muy bueno escuchando / que bien escuchas
Guardando (juguetes)  Eres tan bueno guardando / guardas muy bien
Comer / probar alimentos nuevosComes muy bien / Eres muy bueno probando alimentos nuevos
CompartiendoQue bien compartes / gracias por compartir
EsperandoQue bien esperas / Esperas muy bien
Jugando con animalesEs genial verte jugar gentilmente con el gato
Hacer preguntasEsa es una buena pregunta

What to praise: Outside || Que elogiar: fuera del hogar

Below is a list of common behaviors children engage in outside of the home along with examples of how to praise these behaviors.

BehaviorLabelled praise
Holding parents’ handAwesome job holding my hand
Walking next to parentGreat work walking next to me
Wearing sunscreenThank you for letting me put sunscreen on you
Keeping hat onI love it when you wear your hat
Playing with other childrenYou’re so good at playing with others
Following instructionsNice job listening/good listening
Using play equipment appropriatelyI like the way you’re using the play equipment
PlayingFantastic playing 
Asking questionsGreat question
Sharing with othersAmazing job sharing
Sitting in the carI like it when you sit nicely in the car
Putting seatbelt onThank you for putting/letting me put your seatbelt on

Español

A continuación, se muestra una lista de comportamientos comunes que los niños realizan fuera del hogar junto con ejemplos de cómo elogiar estos comportamientos.

ComportamientoElogio etiquetado
Tomando la mano de los padres.Que bien tomas mi mano.
Caminando junto a los padresQue bien caminas a mi lado
Usar protector solarGracias por dejarme ponerte protector solar
Usando sombreroMe encanta cuando usas tu sombrero
Jugando con otros niñosEres muy bueno jugando con otros
Seguir instruccionesEres muy bueno escuchando / que bien escuchas
Jugando con el equipo infantil de manera adecuadaMe gusta la forma en que juegas en el trampolín
JugandoJuegas muy bien
Hacer preguntasMuy buena pregunta
Compartir con otrosQue bien compartes
Sentado en el autoMe gusta cuando te sientas bien en el auto
Ponerse el cinturón de seguridadGracias por ponerte / dejarme ponerte el cinturón de seguridad

Why is the way we speak to ourselves and others important? || ¿Qué es el lenguaje y cuál es su finalidad?

What is language and what is its purpose?

Language is a structured combination of sounds that represent an object or idea. The primary purpose of language is to communicate with others.

How we speak influences our thoughts

Different cultures speak different languages and scientific research has found that the language one speaks can impact how we think. For example, Spanish and German, compared to English, are languages that have a grammatical gendered system where nouns are assigned a gender (typically masculine or feminine). Scientific researchers looking at whether language impacts though found that when they asked Spanish speakers and German speakers to describe the same object their descriptions differed based on the gender that the object was assigned. Specifically, Spanish and German speakers were asked to describe a bridge. For Spanish speakers, a bridge is grammatically masculine but for German speakers a bridge is grammatically feminine. So when asked to describe a bridge Spanish speakers were more likely to use masculine qualities (such as “strong”) in their descriptions while German speakers were more likely to describe the bridge in terms of feminine qualities (such as “beautiful”)  (see Lera Boroditsky  explain this research in her TED talk: https://www.ted.com/talks/lera_boroditsky_how_language_shapes_the_way_we_think?language=en ). This research showed that the language that people speak can impact their thinking. 

How we speak to others influences their thinking

Scientific research has also show that how we speak to children can influence how they think. One research study found that children who were exposed to spatial language (e.g., labelling the orientation, features, placement of objects) during 5 spatial play sessions (e.g.., block building, puzzles, Lego), compared to children who were not exposed to spatial language during spatial play sessions, had better spatial skills at the end of the 5 weeks. Indicating that the language that children were exposed to impacted their thinking (See here for further study details https://psycnet.apa.org/record/2020-21562-001).

How does this relate to praise?

If the language we use impacts our thinking, using negative language when talking to our child/ren  and/or about our child/ren (e.g., “stop doing that”, “he’s always getting in trouble”) may lead us to perceive our child negatively (e.g., “he’s so naughty”, “he’s always having tantrums”). In contrast, praising our children will focus our attention on their positive qualities and we are less likely to perceive our child negatively. Also, if the way we speak to children impacts their thinking, constantly hearing negative statements (e.g.. “stop being naughty”, “don’t touch that you’ll break it”) may lead to them internalizing these statements and perceiving themselves in a negative way (e.g., “I’m naughty”, “I break everything”). In contrast, if you praise your child for positive behaviors they engage in (e.g., “you’re so good at cleaning up”, “you’re a great reader”) they’re more likely to perceive themselves as being good at certain things and this will have a huge positive impact on their self-esteem.

Español

¿Qué es el lenguaje y cuál es su finalidad?

El lenguaje es una combinación estructurada de sonidos que representan objetos o ideas. El propósito principal del lenguaje es comunicarse con los demás.

La forma en la que hablamos afecta como pensamos

Culturas diferentes hablan diferentes idiomas y se ha descubierto científicamente que el idioma que hablamos puede afectar nuestra forma de pensar. Por ejemplo, el español y el alemán, en comparación con el inglés, son idiomas que tienen un sistema gramatical en el que a los sustantivos se les asigna un género (generalmente masculino o femenino). Investigaciones científicas demostraron que cuando personas de habla española o habla alemana describen el mismo objeto, sus descripciones difieren según el género asignado al objeto. Específicamente, se les pidió a personas de habla española y a personas de habla alemana que describieran un puente. Para los hispanohablantes, un puente es gramaticalmente masculino, pero para los de habla alemana, un puente es gramaticalmente femenino. Los hispanohablantes fueron más propensos a usar cualidades masculinas (como “fuerte”) en sus descripciones, mientras que los de habla alemana fueron más propensos a describir el puente en términos de cualidades femeninas (como “hermoso”) (Lera Boroditsky explica esta investigación en su charla TED:

https://www.ted.com/talks/lera_boroditsky_how_language_shapes_the_way_we_think?language=en) Este estudio demostró que el lenguaje que una persona habla afecta la manera en que piensa.

La forma en la que hablamos con los demás afecta la forma en que otros piensan

La investigación científica también ha demostrado que la forma en que le hablamos a los niños puede afectar la forma en que ellos piensan. Un estudio demostró que niños expuestos a lenguaje de orientación espacial (Ej., Etiquetando la orientación, características, o ubicación de objetos) durante 5 sesiones de juego de orientación espacial (Ej., Construcción de bloques, rompecabezas, Lego), en comparación con niños no expuestos a lenguaje de orientación espacial, mostraron mejores habilidades de orientación espacial al final de las 5 semanas. Este estudio indica que el lenguaje al que estaban expuestos los niños afectó su forma de pensar (consulte aquí para obtener más detalles del estudio https://psycnet.apa.org/record/2020-21562-001).

¿Cómo se relaciona esto con los elogios?

Si el lenguaje que usamos afecta la forma en que pensamos, usar un lenguaje negativo cuando hablamos con nuestros hijos y / o sobre nuestros hijos (por ejemplo, “deja de hacer eso”, “él siempre se mete en problemas”) puede llevarnos a percibir a nuestros hijos negativamente (por ejemplo, “es tan travieso”, “siempre tiene rabietas”). Por el contrario, elogiar a nuestros hijos concentrará nuestra atención en sus cualidades positivas y es menos probable que percibamos a nuestros hijos de forma negativa. Además, si la forma en que les hablamos a los niños afecta su pensamiento, escuchar constantemente declaraciones negativas (por ejemplo, “deja de ser travieso”, “no toques eso que lo vas a romper”) puede llevarlos a internalizar estas declaraciones y a percibirse a sí mismos en una manera negativa (por ejemplo, “soy travieso”, “rompo todo”). Por el contrario, si elogia a su hijo por los comportamientos positivos en los que se involucra (por ejemplo, “eres tan bueno limpiando”, “eres un gran lector”), es más probable que se perciban a sí mismos como aptos en ciertas cosas y esto tendrá un gran impacto positivo en su autoestima.


Ways to praise: Babies and infants || Formas de elogiar: bebés e infantes

Praise the behaviors you want to see more of. For babies and infants, you might think “what do I praise? They don’t do anything”. In fact, they do quite a lot but the behaviors they’re engaging in/ skills they’re learning (e.g., holding their head up, looking towards a sound, walking) seem second nature to us that we can’t fathom that they actually had to be learnt!

With babies and infants, you want to see them achieve their developmental milestones. So behaviors that are important to label praise are those that are in accordance with them achieving their developmental milestones. For babies, you might label praise them for looking at you when you speak with “good looking” or holding their head up with “great job holding your head up”.

What is a developmental milestone?

A developmental milestone is a term used to refer to behaviors (e.g., crawling, walking, talking) that the average child achieves at a certain age. All children are different, and some might achieve these behaviors earlier while others might achieve them later. Although all children develop at their own rate this does not mean that delays should be ignored. If you suspect that your child is delayed achieving a certain developmental milestone it is important to seek help.

AgeDevelopmental milestone examplesPraise example 
1 – 3 monthsSmile
Lifting head
Looks towards sounds
Coos, makes sounds
Nice smiling
Great work lifting your head/ you are doing such a great job holding your head up
Good looking
Great talking
 
3-6 monthsPlays with others
Rolls over
Sits without support
Responds to own name
I love playing with you/ you are so good at (rolling that ball/shaking that rattle)
Wow good rolling Amazing sitting
Good looking
 
6-9 monthsTurn taking
Crawls
Stands
Babbles
Good sharing/ thank you for letting me play
Amazing crawling / you are so good at crawling
Great standing / wow good job standing
Good talking
 
9-12 monthsResponds when spoken too
Uses simple gestures (e.g., wave)
Walks
Good listening
Great waving
Amazing walking
 
Note. These milestones are examples and represent overall age trends. Differences exist in the age that each milestone is attained.

For more information on developmental milestones. Go to: https://www.cdc.gov/ncbddd/actearly/pdf/checklists/all_checklists.pdf

Español

Elogia los comportamientos que quieres ver más. En el caso de los bebés e infantes, podrías pensar “¿qué alabo? No hacen nada ”. De hecho, hacen muchas cosas, pero los comportamientos en los que se involucran / las habilidades que están aprendiendo (por ejemplo, levantar la cabeza, mirar hacia un sonido, caminar) nos parecen una segunda naturaleza que no podemos entender que en realidad tengan que ser ¡aprendidos!

Con los bebés y los infantes, deseas verlos alcanzar sus metas de desarrollo. Entonces, los comportamientos que son importantes elogiar con etiquetas son aquellos que concuerdan con el logro de esas metas de desarrollo. En el caso de los bebés, puedes elogiarlos por mirarte cuando hablas con “que bien me miras” o levantando la cabeza con “que bien sostienes tu cabeza”.

¿Qué es una meta del desarrollo?

Una meta del desarrollo es un término que se utiliza para referirse a los comportamientos (por ejemplo, gatear, caminar, hablar) que un niño promedio logra a cierta edad. Todos los niños son diferentes y algunos pueden lograr estos comportamientos antes, mientras que otros pueden lograrlos más tarde. Aunque todos los niños se desarrollan a su propio ritmo, esto no significa que deban ignorarse los retrasos. Si sospechas que tu hijo se retrasa en el logro de una meta determinada, es importante buscar ayuda.

EdadEjemplos de metas de desarrolloEjemplos de elogios 
1 – 3 mesesSonríe
Levanta la cabeza
Mira hacia sonidos
Hace sonidos
Que bien sonríes
Que bien levantas tu cabeza/ estas sosteniendo tu cabeza muy bien
Que bien miras
Que bien hablas
 
3-6 mesesJuega con otros
Da la vuelta
Se sienta sin ser soportado
Responde a su nombre
Me gusta jugar contigo/ eres muy bueno(a) (lanzando esa pelota/sacudiendo esa sonaja)
¡Guau!, que bien te das la vuelta
Te sientas muy bien
Miras muy bien
 
6-9 mesesToma turnos
Gatea
Se para
Balbucea
Que bien compartes/ gracias por compartir conmigo
Gateas muy bien / eres muy buen gateador
Que bien te paras / Que bien te sostienes en tus pies Que bien hablas
 
9-12 mesesResponde cuando le hablan
Usa gestos simples (ej.: Saluda con la mano)
Camina
Que bien escuchas
Maravilloso saludo
Gateas asombrosamente
 
Nota. Estas metas son ejemplos y representan tendencias generales por edad. Existen diferencias en la edad en que cada meta es alcanzada.