The importance of play || La importancia del juego

Praise the behavior you want to see more of. One behavior that is often undervalued and under reinforced (i.e., praised) is play behavior. Play is a behavior that all children engage in and so it can be taken for granted. However, research has found that play is important for cognitive, physical, social, and emotional development in children (see this journal article for further information). Interestingly, the benefits associated with play for a child have meant that play has been recognized as a basic human right for all children (see this article for further information). Given the benefits associated with play, it is important to encourage play in children as much as possible.

Types of play

There are a number of different types of play that children can engage in:

  1. Unoccupied play: Children aged 0-3 months engage in unoccupied play. During unoccupied play babies make random movements. These movements help babies learn how their hands, arms, and legs work. This contributes to them learning to control their movements.  Tummy time and floor time are encouraged from birth because, amongst other benefits, they encourage babies to engaged in unoccupied play.
  2. Solitary play: Solitary play (i.e., playing on their own) occurs between 3-18 months where children are happy playing on their own.  A benefit of solitary play is that it allows children to explore their world.
  3. Onlooker and parallel play: Toddlers aged 18 months and older engage in onlooker play (where they look at other children playing but do not engage with other children) and parallel play (play next to other children).  Both onlooker and parallel play help children learn to related to other children.
  4. Social play: Around 3 years of age children start to play with other children. Social play teaches children a lot of social skills such as sharing and turn taking.
  5. Physical play: Physical play includes games such as hide and seek as well as other physical activities such as jumping and running. Physical play is important for motor skill development.
  6. Pretend play: Children begin to engage in pretend play between the ages of 18 and 24 months. Through pretend play children develop their imagination, creativity, and language skills. 

Ways to praise play

  • Nice playing
  • Great playing
  • I like the way you’re playing
  • Awesome pretending
  • Good pretend playing
  • Thank you for playing with me
  • I love playing with you

Toys/items/places that encourage different types of play

  1. Unoccupied play: play mat that you can put baby on.
  2. Solitary play: Toys that make noise and move.
  3. Onlooker and parallel play: Play area with other children around such as a local park.
  4. Social play: Other children. You can encourage play with other children from friends, family or have another one yourself. Taking children to local play areas, such as a local park, where you know there are other children around will also give them the opportunity to engage with other children.
  5. Physical play: Outside areas are a great resource for encouraging physical play. You can also acquire items at home such as trampolines, slides, climbing equipment, etc. if need be.
  6. Pretend play: Toys that encourage pretend play include dress-up items, cubby house, dolls, playdoh, Mr Potato head, stuffed toys and the list goes on. Most toys can be used for pretend play. 

Español

Elogia el comportamiento del que deseas fomentar. Un comportamiento que a menudo se subestima y no se refuerza (es decir, elogiado) es el comportamiento de juego. El juego es un comportamiento en el que participan todos los niños y, por lo tanto, se puede dar por sentado. Sin embargo, las investigaciones han descubierto que el juego es importante para el desarrollo cognitivo, físico, social y emocional de los niños (consulte este artículo para obtener más información). Curiosamente, los beneficios asociados con el juego para un niño han significado que el juego ha sido reconocido como un derecho humano básico para todos los niños (consulte este artículo para obtener más información). Dados los beneficios asociados con el juego, es importante fomentar el juego en los niños tanto como sea posible.

Tipos de juego

Hay varios tipos diferentes de juegos en los que los niños pueden participar:

  1. Juego desocupado: los niños de 0 a 3 meses participan en juegos desocupados. Durante el juego desocupado, los bebés hacen movimientos aleatorios. Estos movimientos ayudan a los bebés a aprender cómo funcionan sus manos, brazos y piernas. Esto contribuye a que aprendan a controlar sus movimientos. El tiempo boca abajo y en el suelo se fomenta desde el nacimiento porque, entre otros beneficios, alientan a los bebés a participar en juegos desocupados.
  2. Juego solitario: El juego solitario (es decir, jugar solo) ocurre entre los 3 y los 18 meses, cuando los niños son felices jugando solos. Un beneficio del juego solitario es que permite a los niños explorar su mundo.
  3. El espectador y juego paralelo: los niños pequeños de 18 meses en adelante participan en el juego del espectador (en el que miran a otros niños jugando, pero no se involucran con otros niños) y en el juego paralelo (juegan junto a otros niños). Tanto el espectador como el juego paralelo ayudan a los niños a aprender a relacionarse con otros niños.
  4. Juego social: Alrededor de los 3 años los niños comienzan a jugar con otros niños. El juego social les enseña a los niños muchas habilidades sociales, como compartir y tomar turnos.
  5. Juego físico: El juego físico incluye juegos como las escondidas y otras actividades físicas como saltar y correr. El juego físico es importante para el desarrollo de las habilidades motoras.
  6. Juegos de simulación: los niños comienzan a participar en juegos de simulación entre las edades de 18 y 24 meses. A través del juego de simulación, los niños desarrollan su imaginación, creatividad y habilidades lingüísticas.

Maneras de elogiar el juego

  • Que bien juegas
  • Eres muy bueno jugando
  • Me gusta la forma en que juegas
  • Es impresionante como usas tu imaginación
  • Que bien juegas simulando
  • Gracias por jugar conmigo
  • Me encanta jugar contigo

Juguetes / artículos / lugares que fomentan diferentes tipos de juego.

  1. Juego desocupado: tapete de juego en el que puedes poner al bebé.
  2. Juego solitario: Juguetes que hacen ruido y se mueven.
  3. Espectador y juego paralelo: Área de juego con otros niños alrededor, como un parque local.
  4. Juego social: otros niños. Puede fomentar el juego con otros niños de amigos, familiares o tener otro usted mismo. Lleva a tus niños a las áreas de juego locales, como un parque local, donde sepas que hay otros niños alrededor, también les dará la oportunidad de interactuar con otros niños.
  5. Juego físico: las áreas al aire libre son un gran recurso para fomentar el juego físico. También puedes adquirir artículos en casa como camas elásticas, toboganes, material de escalada, etc. si es necesario.
  6. Juego de simulación: Los juguetes que fomentan el juego de simulación incluyen artículos de disfraces, casita, muñecas, playdoh, Mr Potato, juguetes de peluche y la lista continúa. La mayoría de los juguetes se pueden usar para juegos de simulación.

Emotion regulation || Regulación emocional

Emotional regulation is the ability to regulate your emotions in order to achieve a goal (e.g., feeling afraid of public speaking, but doing it anyway because you have to in order to pass an exam). Emotions can be regulated intrinsically (by yourself) or extrinsically (by someone else). During infancy, babies rely primarily on extrinsic emotional regulation, also referred to as co-regulation, from their parents. That is, they need their parents to help them regulate their emotions (e.g., baby cries and their parent picks them up to sooth them). As children get older, they move from relying primarily on their parents to regulate their emotions, to being able to regulate their own emotions (e.g., a child walking away from something that they do not like). Although children begin to be able to regulate their own emotions, they still require help from parents throughout childhood and into adolescence. However, the strategies used by parents to help with their child’s emotion regulation change. While during infancy parents primarily use physical strategies to help sooth their child, as children get older parents move to using more verbal strategies (e.g., “you are upset because you lost your toy”).

Emotional dysregulation is the opposite of emotional regulation and occurs when a person is not able to control their emotions. Emotional dysregulation plays a role in many psychological health conditions.

Learning how to regulate one’s emotions begins in childhood. Below are some tips for helping increase your child’s emotional regulation ability.

Increase emotional knowledge and awareness by:

  1. Labelling your child’s emotions: “you’re upset because you hit you knee”, “you’re frustrated because the block won’t fit inside the car”, “you’re excited because we’re going to the zoo”, “you’re scared because you heard a loud noise”
  2. Labelling your own emotions: “Mum/dad is in pain because she/he stepped on a Lego block”, “mum/dad is crying because she watched a sad movie”, “mum/dad is happy because you did something funny”.
  3. Validating your children’s emotions (e.g., “it’s ok to be angry because you can’t see your dad this week I know you miss him” instead of “there’s no need to feel angry, you’ll see him next week”). This lets them know that it is ok to experience every emotion. Being taught from a young age that certain emotions should not be felt can lead to these emotions being repressed (i.e., not talked about). Not acknowledging certain emotions and or not talking about them reduces the chances that children will learn how to regulate these emotions when they do occur.
  4. Reading books about emotions, using emotions cards, and completing activity books
  5. Asking children to identify situations that lead to feelings of happiness, anger, sadness, etc; and identify how their body feels when they are experiencing the different emotions (e.g., butterflies in stomach when feeling worried, smile on face when feeling happy, clenched fist when feeling angry).

See the resource section for printable activities that you can do with your child to help increase their emotional knowledge and awareness

Español

La regulación emocional es la capacidad de regular tus emociones para lograr un objetivo (por ejemplo, tener miedo de realizar una presentación oral frente a un grupo de personas, pero hacerlo de todos modos porque es necesario para aprobar un examen). Las emociones pueden ser reguladas intrínsecamente (por ti mismo) o extrínsecamente (por otra persona). Durante la infancia, los bebés dependen principalmente de la regulación emocional extrínseca, también conocida como corregulación, de sus padres. Es decir, necesitan que sus padres los ayuden a regular sus emociones (por ejemplo, el bebé llora y su padre lo levanta para calmarlo). A medida que los niños crecen, pasan de depender principalmente de sus padres para regular sus emociones a poder regular sus propias emociones (por ejemplo, un niño que se aleja de algo que no les gusta). Aunque los niños comienzan a ser capaces de regular sus propias emociones, todavía necesitan la ayuda de sus padres durante la niñez y la adolescencia. Sin embargo, las estrategias utilizadas por los padres para ayudar con la regulación de las emociones de sus hijos cambian. Mientras que durante la infancia los padres usan principalmente estrategias físicas para ayudar a calmar a sus hijos a medida que los niños crecen, los padres pasan a usar estrategias más verbales (por ejemplo, “estás molest@ porque perdiste tu juguete”).

La desregulación emocional es lo opuesto a la regulación emocional y ocurre cuando una persona no puede controlar sus emociones. La desregulación emocional juega un papel en muchas condiciones de salud psicológica.

Aprender a regular las emociones propias comienza en la infancia. A continuación, hay algunos consejos para ayudar a aumentar la capacidad de regulación emocional de su hijo.

Incrementar el conocimiento y la conciencia emocional al:

  1. Etiquetar las emociones de tu hij@: “estás molest@ porque te golpeaste la rodilla”, “estás frustrad@ porque el bloque no cabe dentro del auto”, “estás emocionad@ porque vamos al zoológico”, “Tienes miedo porque escuchaste un ruido fuerte”
  2. Etiquetar tus propias emociones: “Mamá / papá tiene dolor porque pisó un bloque de Lego”, “mamá / papá está llorando porque vio una película triste”, “mamá / papá está feliz porque hiciste algo gracioso”.
  3. Validar las emociones de tus hijos (por ejemplo, “está bien estar enojad@ porque no puedes ver a tu papá esta semana, sé que lo extrañas” en lugar de “no hay necesidad de enojarte, lo verás la próxima semana”). Esto les permite saber que está bien experimentar cada emoción. Enseñarles, desde una edad temprana, que ciertas emociones no deben sentirse puede llevar a que estas emociones sean reprimidas (es decir, no se hable de ellas). No reconocer ciertas emociones y/o hablar de ellas reduce las posibilidades de que los niños aprendan a regular estas emociones cuando ocurren.
  4. Leer libros sobre emociones, usar tarjetas de emociones y completar libros de actividades.
  5. Pedir a los niños que identifiquen situaciones que conducen a sentimientos de felicidad, enojo, tristeza, etc. e identificar cómo se siente su cuerpo cuando experimenta las diferentes emociones (por ejemplo, mariposas en el estómago cuando se siente preocupado, sonrisa en la cara cuando se siente feliz, puño cerrado cuando se siente enojado).

Consulta la sección de recursos para ver las actividades imprimibles que puedes hacer con tu hij@ para ayudar a aumentar su conocimiento y conciencia emocional.

Anxiety disorders || Desórdenes de ansiedad

What is anxiety?

Anxiety is an emotion that everyone experiences and like other emotions it serves a purpose. The purpose of anxiety is to alert us to danger. When we encounter something that we perceive as dangers (e.g., a dog, an oncoming car, presenting in front of a large group of people) we experience the feeling of anxiety and our body reacts by activating an automatic response known as the Fight-Flight-Freeze response.

Fight: Your body gets ready to fight the danger

Flight: Your body gets ready to run away from the danger

Freeze: Your body freezes when you are unable to fight or run away from the danger

The fight-flight response allows our body to act quickly in order to deal with or avoid the danger. The freeze response is a reaction to not being able to run away or confront the danger. Freezing allows our body to stay completely still and prepare for its next move.

When does anxiety become a disorder?

The feeling of anxiety turns into an anxiety disorder when it interferes with a person engaging in daily activities. For children, for example, anxiety about leaving parents becomes an anxiety disorder when the child refuse to go to school because they are afraid to leave their parents.

Anxiety disorder symptoms in children

  • Somatic symptoms (e.g., sore stomach, feeling dizzy)

(Adults can often also have somatic symptoms and not realize that they are due to anxiety. My husband, for example, loves doing presentations. Every time he has a presentation to complete for work I ask him how he went and whether he was nervous. His typical response is “it was great, but I went to the toilet like five times before the presentation, I may have gastro”. Until I pointed out that having stomach troubles is a sign of anxiety he never realized that presenting in front of others induced anxiety in him. I also experience stomach troubles when anxious and have done so since childhood. It was only while studying psychology that I linked my stomach troubles with anxiety).

  • Fear of being away from parents
  • Extreme fear about specific things (e.g., dogs) or situations (e.g., shopping centres)

Strategies to help prevent and reduce anxiety disorders in children

  • Seeking professional help for a child when they first show excessive signs of worry can help reduce this worry before they develop an anxiety disorder.

Example:  I once worked with a 4-year-old girl who, after watching a scary video on YouTube about bugs, refused to go outside. Her mother realised that this was unusual for her 4-year-old daughter who had previously loved being outside in their garden. The mother sought professional help as soon as she noticed the problem was not resolving on its own. Because the mother sought professional help early it only took 2-3 therapy sessions for the girl’s anxiety to reduce and she began going out into the garden again. 

  • Using labelled praises as a way of encouraging your child when they do something they are anxious about.

Example: Going back to the example above, where the little girl was scared to go outside because of bugs, the behavior you might praise may be the little girl stepping outside of her front door and the labelled praise might “wow you’re so brave for going outside”.

Example: For children who are afraid to leave their parents, label praising any instances of behavior where they do leave their parents even for short periods of time may be helpful. If the child leaves their parents to play with another child, for example, a labelled praise you might use could be “great job playing with others” along with reassuring them that you’re still around “mummy/daddy are still here and not going anywhere”.

  • Engaging in the behavior yourself to show the child that there is nothing to be worried about and staying calm while engaging in that behavior. Children look to their parents as a way of gaging how they should be feeling. If you are calm about a situation you child/children is/are more likely to remain calm and attempt to engage in that situation.

Example: My 18-month-old son was afraid of the vacuum cleaner. His anxiety reduced after he observed his father and I vacuuming. We also let him play with the vacuum cleaner while it was off and labelled praised him for engaging with the vacuum cleaner (e.g., “wow you’re so brave to touch the vacuum” and when he began playing to vacuum “you’re so good at vacuuming”). His anxiety reduced over the course of several weeks with us gradually exposing him to the vacuum cleaner and label parsing him when he engaged with it.

(This technique is called “gradual exposure” and is one of the main strategies for reducing anxiety. Seek professional help if you are interested in trying gradual exposure to reduce anxiety. It is a specialized skill that needs to be learned and guidance from a professional will ensure that you are employing the strategy accurately.)

Useful links

Further information on anxiety and anxiety disorders in children

  1. https://www.cdc.gov/childrensmentalhealth/depression.html
  2. https://healthyfamilies.beyondblue.org.au/age-6-12/mental-health-conditions-in-children/anxiety
  3. https://raisingchildren.net.au/toddlers/health-daily-care/mental-health/anxiety-in-children

Seeking professional help in Australia

  1. Find a psychologist: https://www.psychology.org.au/Find-a-Psychologist
  2. Find a clinical psychologist (generally have more specialised training in serious mental health issues): https://acpa.org.au/find-a-clinical-psychologist/
  3. AHPRA public register allows you to check whether the health professional is registered and can practice within Australia: https://www.ahpra.gov.au/Registration/Registers-of-Practitioners.aspx

Español

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una emoción que todo el mundo siente y, al igual que otras emociones, tiene un propósito. El propósito de la ansiedad es alertarnos del peligro. Cuando nos encontramos con algo que percibimos como un peligro (por ejemplo, un perro, un automóvil que se aproxima, presentar frente a un gran grupo de personas) experimentamos la sensación de ansiedad y nuestro cuerpo reacciona activando una respuesta automática conocida como Lucha-Huida-Parálisis.

Lucha: tu cuerpo se prepara para luchar contra el peligro

Huida: tu cuerpo se prepara para huir del peligro

Parálisis: su cuerpo se paraliza cuando no puede luchar o huir del peligro

La respuesta de lucha-huida permite a nuestro cuerpo actuar rápidamente para hacer frente o evitar el peligro. La respuesta de parálisis es una reacción por no poder huir o enfrentar el peligro. La paralización permite que nuestro cuerpo permanezca completamente quieto y se prepare para su próximo movimiento.

¿Cuándo se convierte la ansiedad en un trastorno?

La sensación de ansiedad se convierte en un trastorno de ansiedad cuando interfiere con las actividades diarias de una persona. Para los niños, por ejemplo, la ansiedad por dejar a sus padres se convierte en un trastorno de ansiedad cuando el niño se niega a ir a la escuela porque tiene miedo de dejar a sus padres.

Síntomas del trastorno de ansiedad en niños

  • Síntomas somáticos (p. Ej., Dolor de estómago, sensación de mareo)

( los adultos a menudo también pueden tener síntomas somáticos y no darse cuenta de que se deben a la ansiedad. A mi esposo, por ejemplo, le encanta hacer presentaciones. Cada vez que tiene una presentación que completar para el trabajo, le pregunto cómo le fue y si estaba nervioso. Su respuesta típica es “estuvo genial, pero fui al baño como cinco veces antes de la presentación, puede que tenga gastro”. Hasta que le señalé que tener problemas de estómago es un signo de ansiedad nunca se dio cuenta de que presentar delante de los demás le induce ansiedad. Yo también tengo problemas de estómago cuando estoy ansiosa y me ha pasado desde la infancia. Fue solo mientras estudiaba psicología que vinculé mis problemas de estómago con la ansiedad).

  • Miedo a estar lejos de los padres
  • Miedo extremo a cosas específicas (por ejemplo, perros) o situaciones (por ejemplo, centros comerciales)

Estrategias para ayudar a prevenir y reducir los trastornos de ansiedad en los niños

  • Buscar atención médica profesional para un niño cuando muestra signos excesivos de ansiedad por primera vez puede ayudar a reducirla antes de que desarrolle un trastorno de ansiedad.

Ejemplo: una vez trabajé con una niña de 4 años que, después de ver un video aterrador en YouTube sobre insectos, se negó a salir. Su madre se dio cuenta que esto era inusual para su niña de 4 años, a quien anteriormente le encantaba estar afuera en su jardín. La madre buscó ayuda profesional tan pronto como notó que el problema no se resolvía por sí solo. Debido a que la madre buscó ayuda profesional temprano, solo tomó 2-3 sesiones de terapia para que la ansiedad de la niña se redujera y comenzara a salir al jardín nuevamente.

  • Usar elogios etiquetados como una forma de alentar a su hijo cuando haga algo que le cause ansiedad.

Ejemplo: Volviendo al ejemplo anterior, donde la niña tenía miedo de salir debido a los insectos, el comportamiento que podría elogiar puede ser que la niña salga por la puerta de su casa y la etiqueta de elogio podría ser “¡guau, eres tan valiente por salir!”.

Ejemplo: para los niños que tienen miedo de dejar a sus padres, puede ser útil una etiqueta que elogie cualquier comportamiento en el que dejen a sus padres, incluso por períodos cortos de tiempo. Si el niño deja a sus padres para jugar con otro niño, por ejemplo, un elogio etiquetado que podría usar podría ser “que bien jugas con otros” junto con asegurarles que todavía estás cerca “mamá / papá están aquí y no van a ningún sitio”.

  • Realiza el comportamiento tú mismo para mostrarle a tu hij@ que no hay nada de qué preocuparse y mantiene la calma mientras realices el comportamiento. Los niños ven a sus padres como una forma de evaluar cómo deben sentirse. Si tu está tranquilo en una situación, es más probable que tu hij@ permanezca calmado e intente involucrarse en esa situación.

Ejemplo: Mi hijo de 18 meses le tenía miedo a la aspiradora. Su ansiedad se redujo después que nos observó a mí y a su padre pasando la aspiradora. También lo dejamos jugar con la aspiradora mientras estaba apagada y lo elogiamos por interactuar con la aspiradora (p. Ej., “Eres tan valiente tocando la aspiradora” y cuando empezó a jugar a aspirar “eres tan bueno pasando la aspiradora”). Su ansiedad se redujo en el transcurso de varias semanas con nosotros exponiéndolo gradualmente a la aspiradora y elogiándolo cuando jugaba con la aspiradora.

(Nota: esta técnica se llama “exposición gradual” y es una de las principales estrategias para reducir la ansiedad. Busca ayuda profesional si estás interesado en probar la exposición gradual para reducir la ansiedad. Es una habilidad especializada que debe aprenderse y ser guiada por un profesional para asegurar que sea empleanda con precisión).

Enlaces útiles

Más información sobre la ansiedad y los trastornos de ansiedad en niños

  1. https://www.cdc.gov/childrensmentalhealth/depression.html
  2. https://healthyfamilies.beyondblue.org.au/age-6-12/mental-health-conditions-in-children/anxiety
  3. https://raisingchildren.net.au/toddlers/health-daily-care/mental-health/anxiety-in-children

Buscando ayuda profesional en Australia

  1. Busque un psicólogo: https://www.psychology.org.au/Find-a-Psychologist
  2. Busque un psicólogo clínico (generalmente tiene una formación más especializada en problemas graves de salud mental): https://acpa.org.au/find-a-clinical-psychologist/
  3. El registro público de AHPRA le permite verificar si el profesional de la salud está registrado y puede ejercer en Australia: https://www.ahpra.gov.au/Registration/Registers-of-Practitioners.aspx

What to praise: Home || Que elogiar: en el hogar

Below is a list of common behaviors children engage in at home along with examples of how to praise these behaviors.

BehaviorLabelled praise
Playing nicelyAwesome job playing nicely with your toys
Drawing/colouringNice drawing/ awesome colouring
Getting dressedGreat job getting dressed on your own
Getting dressed – with helpI like how you let mummy/daddy help you put your shirt on
Following instructionsNice job listening/good listening
Packing awayYou’re so good at packing away/ good packing away
Eating/trying new foodGood eating/ great work trying new food
SharingAwesome job sharing/thank you for sharing
WaitingGreat work waiting/ nice waiting
Playing with animalsIt’s nice to see you play gently with the cat
Asking questionsThat’s a great question


Español

A continuación, se muestra una lista de comportamientos comunes que los niños realizan en el hogar junto con ejemplos de cómo elogiar estos comportamientos.

ComportamientoElogio etiquetado
Jugar agradablemente  Que bien juegas con tus juguetes
Dibujar / colorearDibujas muy bonito / coloreas muy bien
VestirseQue bien te vistes solo
Vestirse: con ayudaMe gusta cómo dejas que mamá / papá te ayuden a ponerte la camisa
Seguir instruccionesEres muy bueno escuchando / que bien escuchas
Guardando (juguetes)  Eres tan bueno guardando / guardas muy bien
Comer / probar alimentos nuevosComes muy bien / Eres muy bueno probando alimentos nuevos
CompartiendoQue bien compartes / gracias por compartir
EsperandoQue bien esperas / Esperas muy bien
Jugando con animalesEs genial verte jugar gentilmente con el gato
Hacer preguntasEsa es una buena pregunta